El Gobierno sigue sin haber hecho los deberes para hacer frente a una emergencia habitacional sangrante

La reunión con la Vicepresidencia Social evidencia, ante el muy preocupante retraso, la necesidad del trabajo interministerial ya y la presión en las calles.

La PAH cumple 11 años pero, aún siendo el primer colectivo de vivienda en reunirse con el nuevo Gobierno de España, no estamos de celebraciones. Al contrario, estamos preocupadas e indignadas porque hoy el Vicepresidente Segundo del Gobierno no haya podido anunciarnos ninguna medida inminente frente a la emergencia habitacional.

Camino de cumplirse los 50 días de Gobierno, no se puede únicamente tomar nota y trasladar a cada ministro que va urgiendo suspender cualquier desahucio sin alternativa de vivienda adecuada, cuando España ya acumula 3 condenas de Naciones Unidas por violar el derecho a la vivienda, impera la especulación y vivimos la sangría de casi 200 desahucios diarios.

Esperamos un Gobierno que haga los deberes atrasados y saque un decreto que ya llega tarde para miles de familias desahuciadas o en manos de fondos buitre.

No avalamos un Acuerdo de Gobierno que se queda corto de herramientas concretas que protejan a toda la ciudadanía, sea de hipoteca, alquiler o en precario. La única forma de que a corto plazo en España se garantice positivamente el derecho a la vivienda es que todo el Gobierno en pleno se ponga ya a trabajar con la PAH. A esta petición nuestra, el único compromiso del vicepresidente ha sido intentar cuadrar una mesa de trabajo y diálogo interministerial. Exigimos que no sólo lo intente, sino que suceda sin más trabas.

Promovida por la PAH, en Cataluña acaba de ampliarse la ley 24/2015 para acabar con los desahucios, que ofrecer alquileres sociales y su renovación sea una obligación para todos los grandes propietarios de vivienda y mover los pisos vacíos en manos de la banca y fondos buitre para ampliar el parque de vivienda social con la cesión de los mismos a la Administración pública. Un gobierno autoproclamado progresista debería extenderla a todo el Estado y nadie mejor que la ciudadanía organizada en la PAH conoce en carnes el problema de vivienda y cómo proteger a las familias.

Atentas a la campaña de presión que iniciamos el próximo martes 25. Necesitamos toda la fuerza posible para que este Gobierno priorice de una vez la vivienda y ejecute medidas urgentes antes de sus primeros 100 días de Gobierno, que le hemos señalado y entregado en el documento adjunto. 

No aceptaremos la callada por respuesta.

Sí se puede y se debe. Si no son capaces, este Gobierno nos tiene desde ya enfrente y movilizadas.

Deja un comentario